Es frecuente que nos consulten sobre la validez de un matrimonio celebrado en el extranjero bajo ritos exóticos. Para contestar esta pregunta, debemos saber qué se necesita para que, cualquier matrimonio, sea válido.

En España, para que un matrimonio sea válido, deben concurrir tres requisitos: primero, que exista consentimiento valido y libre, emitido por los futuros cónyuges. El objetivo de este requisito es evitar, principalmente, matrimonios de complacencia o matrimonios concertados. Segundo, ambos contrayentes deben tener capacidad matrimonial, para lo que se examina la existencia de impedimentos como el de “ligamen”, “parentesco” o “edad”, y  por último, debe haberse celebrado en una de las formas de celebración del matrimonio permitidas por nuestra ley española. Sobre los dos primeros temas hablaremos en otro post. En este, vamos a centrarnos en qué supuestos el matrimonio celebrado en otro país, a veces ante ritos exóticos, puede tener validez en España.

La forma del matrimonio, según nuestro Código Civil, es la manera de exteriorizar el consentimiento matrimonial, por lo que la forma engloba desde el tipo de ceremonia concreta, a los testigos, posibilidad de celebrarse por poderes, el idioma, anuncios y posibilidad de matrimonio por poderes, etc..) Vamos a distinguir dos supuestos:

¿son validos los matrimonios celebrados bajo ritos exoticos

1º) Matrimonio celebrado en el extranjero entre españoles o español y extranjero. En este caso, los futuros contrayentes podrán elegir entre, aplicar la ley del lugar donde se vaya a celebrar el matrimonio o si lo prefieren, la ley española. Pongamos un ejemplo. Luis residente en España, conoce a Evelyn, residente en Manila (Filipinas) y tras unos meses de noviazgo, deciden casarse en Filipinas. En este caso, pueden optar por casarse bajo el rito filipino y conforme con sus leyes, o pueden hacerlo por cualquiera de las formas prevista en España (civil, canónica, islámica, hebraica y religiones inscritas en el Registro de Entidades religiosas que hayan obtenido en España el reconocimiento de notorio arraigo). En estos casos, se debe tener especial cuidado de que se celebre ante autoridad competente en dicho país para asegurarnos de que pueda ser inscrito en nuestro Registro Civil Central español y despliegue sus plenos efectos. El matrimonio conforme a la ley filipina podrá ser en una forma civil o religiosa, aunque esa forma religiosa no esté prevista en España. Si es válida en Filipinas, dicho enlace, automáticamente, será válido en España.

 

Especial mención merecen las formas exóticas de celebración del matrimonio. Por ejemplo: Joaquín y Lola, residentes en España y apasionados de Star Wars, aprovechando sus vacaciones en EEUU, deciden contraer matrimonio en las Vegas, Nevada, vestidos de sus personajes favoritos desde su infancia, y oficiado por Darth Vader.  Para asegurarse de que ese matrimonio será válido en España, donde ambos mantendrán su residencia habitual, será necesario que se aseguren de que es válido con arreglo al derecho de las Vegas, por lo que antes, deberían informarse de los detalles para verificar que no tendrán problemas para la inscripción en el consulado de España en el Estado correspondiente y posteriormente, en el Registro Civil Central español. Deben asegurarse que la persona que los casa es la legalmente prevista.

2º) El segundo supuesto se da cuando el matrimonio se ha celebrado  entre extranjeros en el extranjero. Para saber si será válido un matrimonio celebrado, por ejemplo, entre un japonés y una peruana casados en forma civil en perú, debemos acudir o bien a la ley del lugar donde se celebró el matrimonio (perú) o a la ley nacional de cada esposo (peruana y japonesa). Ese matrimonio en España no será válido porque no lo será en Peru (lugar de celebración) pues no admiten el matrimonio en forma civil, como tampoco lo admite la ley japonesa, por lo que tampoco será válido con arreglo al a ley de nacionalidad de cada uno de los esposos.

Silvia Recuenco

srecuenco@tulpabogados.com